hil aurretik

 

  • Del 1 al 7 de noviembre, la entrada de Aita Agirre kulturgunea acogerá un mural participativo titulado “Antes de morir quiero…” en el que se invitará a las personas a reflexionar sobre sus vidas y compartir públicamente sus aspiraciones personales.

Entre el 1 y el 7 de noviembre, varias asociaciones de ámbito estatal – en nuestra zona las asociaciones Almaur y Euskadi Lagunkoia — integradas en la plataforma dandovidaalamuerte.org han organizado el festival que lleva el mismo nombre. En Elgoibar también hemos tenido la oportunidad de participar de una forma simbólica impulsando el proyecto "Antes de morir quiero…". Con esta iniciativa se colocará un mural en la entrada de Aita Agirre kulturgunea en el que se invitará a las personas a reflexionar sobre sus vidas y compartir públicamente sus aspiraciones personales.

El mural original fue creado en una casa abandonada en un vecindario en New Orleans, después de que la fundadora del proyecto, Candy Chang, perdiera a alguien a quién amaba. Desde entonces, personas apasionadas han creado muros en sus propias comunidades, y hay ahora cerca de 5.000 muros en unos 35 idiomas en unos 78 países. El muro es un proyecto de compromiso cívico positivo que nos ayuda a restablecer nuestra perspectiva, conocer a nuestros vecinos de maneras nuevas y esclarecedoras y mejorar el bienestar de nuestras comunidades.

El festival se compone de una serie de actividades dedicadas a explorar, visibilizar y normalizar el tema de la muerte y el proceso de morir, con un triple objetivo:

  1. Alentar a la población en general a hablar sobre ello, y a ver este proceso como algo normal que nos llega a todos.

  2. Actuar de punto de encuentro entre las muchísimas asociaciones y personas que trabajan los distintos aspectos y momentos del proceso de morir.

  3. Convertir la semana del Festival en un proyecto que se alimente continuamente a lo largo de todo el año, con ponencias y presentaciones de proyectos y asociaciones a través de las redes sociales y el canal de youtube.

Al diseñar el festival, se ha tenido en cuenta las posibles restricciones dado al estado de alarma. Por ello, la mayoría de las actividades se harán de forma virtual en el canal de youtube de las organizadoras. Las conferencias van dirigidas a todo el público en general. Según las personas organizadoras, cuando una comunidad, una sociedad pierde su conexión con la muerte, lo que sigue es miedo, tristeza y procesos de duelo complicados. El objetivo es que, durante el transcurso de la semana, y más allá de la misma, lleguemos a la población en general y los invitemos a considerar el final de la vida en un contexto más compasivo.